lunes, 27 de abril de 2015

REFLEXIÓN GRUPAL SOBRE LOMCE



A la hora de plasmar nuestras reflexiones sobre la nueva Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, (LOMCE), hemos decidido hacerlo punto por punto, tratando así de manifestar claramente cuáles son nuestras opiniones en cuanto a los diversos temas a tratar.
 

ORGANIZACIÓN DE LA ETAPA DE EDUCACIÓN PRIMARIA:

LOE divide la etapa en 3 ciclos (1º y 2º, 3º y 4º, 5º y 6º), mientras que LOMCE divide la etapa en 6 cursos académicos, agrupados en 2 tramos (1º, 2º y 3º; 4º, 5º y 6º).

Este cambio creemos que es positivo porque se intentará mantener el mismo profesor-tutor por tramo, por lo que este conocerá mejor a sus alumnos, mostrando un mayor apoyo a aquellos que lo necesiten o ciertas medidas en función del alumno.

COMPETENCIAS:
En la anterior ley, (LOE), las competencias a alcanzar eran 8, ahora se han reajustado a 7. En nuestra opinión, actualmente se le da mucha importancia a las competencias lingüística, matemática y competencia básica en ciencia y tecnología, en detrimento de las competencias que ponen el acento en la formación de ciudadanos con criterio, valores, creatividad…
 
OBJETIVOS:
En el art. 17 de la LOMCE aparecen los objetivos de la Educación Primaria, estos se han rectificado un poco respecto a la LOE, como novedad podemos ver que en dicho artículo han añadido como objetivos el espíritu emprendedor y la iniciación en propuestas audiovisuales. Estas nuevas referencias (aptdos. b y j) nos parecen interesantes ya que se adecuan a nuestra sociedad actual.
Por otro lado, han cambiado por completo el aptdo. h que decía: “Conocer y valorar su entorno natural, social y cultural, así como las posibilidades de acción y cuidado del mismo”, por: “Conocer los aspectos fundamentales de las Ciencias de la Naturaleza, las Ciencias Sociales, la Geografía, la Historia y la Cultura”, y creemos que dejar fuera de la formación del alumno el conocimiento de su entorno es negativo, ya que el alumno para ser competente necesita conocer su entorno y saber desenvolverse en él.
 
CONTENIDOS Y ÁREAS DE CONOCIMIENTO:
En la LOMCE se adelantan contenidos a cursos inferiores, es decir, si antes con la LOE el concepto de multiplicación era un contenido de 2º de Primaria, ahora este pertenece al bloque de contenidos de 1º; otro ejemplo muy destacable es el que hace referencia al concepto de potencia, antes se impartía en 6º, con la LOMCE se impartirá en 3º. Esto sucede con todas las áreas a trabajar, bajo nuestro criterio, esto es negativo ya que los alumnos no están suficientemente desarrollados cognitivamente para ello.
Por otro lado, con la LOMCE ha desaparecido la asignatura Conocimiento del Medio y en su lugar se han implantado dos nuevas áreas, Ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales. Con este cambio creemos que los alumnos podrán profundizar más en cada uno de los temas de cada una de las nuevas áreas, y así conseguirán mayores conocimientos.

Otro punto a destacar, en este caso negativamente, es la eliminación de Educación Artística como área troncal, actualmente, con la LOMCE, esta ha pasado a formar parte de las áreas especificas, tan solo se imparten Plástica y Música, una hora semanal de cada una, en los tres primeros cursos, para después, en los tres últimos cursos de la etapa, dejarlo reducido a una hora semanal de Música. Bajo nuestro punto de vista, la eliminación de Educación Plástica en 4º, 5º y 6º curso ocasiona en el alumno una merma importante en cuanto a su formación integral, ya que ciertas capacidades se dejan de trabajar, por ejemplo: la libre expresión, la creatividad, la reflexión, la valoración del arte, la imaginación, las emociones…
LOMCE agrupa las asignaturas en tres bloques: asignaturas troncales, asignaturas específicas y asignaturas de libre configuración.
Las signaturas troncales son: Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas y Primera Lengua Extranjera. Estas se cursarán en todos los cursos.

Las asignaturas específicas son: Educación Física, Educación Artística, Religión o Valores Sociales y Cívicos, esta última dependiendo de la decisión de los padres, madres o tutores legales.

Las asignaturas de libre configuración autonómica son: Lectura Comprensiva, en los cursos primero, segundo y tercero; en los cursos cuarto, quinto y sexto de la etapa, los centros docentes deberán ofertar, al menos, una de las siguientes áreas: Conocimiento Aplicado, Profundización en Lengua Castellana y Literatura, Profundización en Matemáticas o Profundización en la Primera Lengua Extranjera o un área propuesta por el propio centro; Segunda Lengua Extranjera, en los cursos quinto y sexto, en casos específicos se podrá cursar, en vez de dicha asignatura, Refuerzo de la Competencia en Comunicación Lingüística, Español Lengua Extranjera o el área de Lengua de Signos Española.

Las asignaturas troncales son las que tienen mayor peso, pero además, las asignaturas de libre configuración giran en torno a estas, reforzándolas y dándole aun mayor importancia. Por tanto, como ya hemos mencionado, LOMCE tiene un carácter más academicista.

Finalmente, en cuanto a contenidos y áreas creemos, en líneas generales, que LOMCE da mayor protagonismo a la formación académica y a la adquisición de conocimientos, dejando fuera los valores y la perspectiva más humanística de la educación.
 
ESTÁNDARES DE APRENDIZAJE:
Bajo nuestro punto de vista, con la aparición de los estándares de aprendizaje en la LOMCE, se dificulta la evaluación de distintas destrezas de naturaleza no académica, pero muy relevantes para la educación y el desarrollo personal del alumno, ya que hay habilidades que no tienen carácter observable, medible y evaluable (características propias de los estándares de aprendizaje).
Con los estándares el docente pierde poder de maniobra y autonomía a la hora de analizar los resultados del aprendizaje, ya que solo puede basarse en dichos estándares que vienen establecidos con el fin de tener todos los conocimientos medidos, graduados y controlados, demostrando así, una vez más, la importancia que esta nueva ley otorga a las calificaciones y a los conocimientos que tiene que alcanzar el alumno.
En la LOMCE aparecen los Estándares de Aprendizaje Evaluables que son más específicos que los Criterios de Evaluación, solo dan respuesta al qué enseñar y evaluar, dejando fuera aspectos como los valores, se preocupan más de las calificaciones que de las metas a alcanzar por el alumno. Es negativo porque concreta lo que el alumno tiene que aprender en cada uno de los contenidos, se centra únicamente en los conocimientos que tiene que alcanzar. Sólo evalúa aquello que puede medir y observar, permitiendo analizar los resultados del aprendizaje pero dejando fuera valores, principios…
 
EVALUACIÓN:
En primer lugar, en la LOMCE encontramos en el art. 31, titulado “Evaluación del proceso de enseñanza y de la práctica docente”, diversos apartados, otorgando así mayor importancia a dicho proceso. Esto no ocurría en la anterior ley, en ella tan solo se hace referencia a que los docentes evaluarán los procesos de enseñanza y la práctica docente, sin entrar en más detalles. Este cambio nos parece positivo, el docente debe tomar conciencia de la importancia de su propia evaluación y de pararse a reflexionar cómo lo está haciendo, si está consiguiendo sus objetivos, etc.
Otra novedad que incorpora la LOMCE son las evaluaciones individualizadas externas (realizadas por Consejería), que evaluarán a los alumnos de 3º y 6º en el dominio de competencias como: lingüística; matemática; ciencias y tecnología; y objetivos de etapa. Además, Consejería llevará a cabo una prueba diagnóstica en 1º de Primaria y podrá realizar otras dos en los cursos 3º y 6º de Primaria. En nuestra opinión, estas evaluaciones externas, que se harán públicas, lo único que conseguirán es la competitividad entre centros y la creación de rankings.

PROMOCIÓN DE ALUMNOS:

En cuanto a la promoción de alumnos LOE y LOMCE permiten únicamente repetir una vez en toda la etapa de Primaria. Sin embargo, LOMCE lo va a permitir en cualquier curso académico, mientras que LOE, solo en los cursos 2º, 4º y 6º, es decir, a final de cada ciclo.

Creemos que esto es positivo, ya que el alumno repetirá curso cuando no haya superado los contenidos, objetivos, competencias… necesarios para promocionar, mientras que con LOE, el alumno de 1º, 3º o 5º que no había adquirido los contenidos, objetivos, competencias… que le correspondían,  pasaba de curso con ciertas carencias que le provocaban un déficit en sus conocimientos. Además, LOMCE permite repetir una segunda vez en 6º a aquellos alumnos con NEE.
 
CONCLUSIONES:
En líneas generales, en la LOMCE está todo establecido de antemano, todo planificado y estructurado, esto quizá haga más fácil el trabajo del docente, aunque no le deja mucha autonomía para el libre desarrollo de su vocación y conlleva mucha burocracia quitándole tiempo para ejercer su profesión.
Por otra parte, LOMCE otorga demasiada importancia a la evaluación, todo debe ser observado, medido y evaluado, poniendo así demasiado énfasis en las calificaciones del alumnado.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada